Revisión local

La revisión local (también conocida como «3rd Party Validation» o «In-Country Review») se refiere al proceso que garantiza que una traducción se adapte al país de destino no solo a nivel lingüístico, sino también a nivel idiomático y de contenido.

Además, este proceso permite revisar una vez más si la terminología empleada es comprensible y actual.
La revisión local puede ofrecerse como servicio adicional que se realiza después del proceso de traducción, o bien como servicio independiente.

El revisor local es nativo en la lengua meta y posee una gran experiencia en el área a la que pertenece el texto traducido.
Por ejemplo, en el caso de una traducción médica, el revisor local será un médico o similar, mientras que en el caso de una traducción jurídica se tratará, por ejemplo, de un jurista.

Sin embargo, muchas veces las revisiones locales se realizan en una oficina del cliente, pero incluso en estos casos ofrecemos asistencia para el proceso. Los empleados de la empresa situados en los mercados de destino añaden notas a los documentos y, a continuación, un lingüista revisa si los cambios son correctos a nivel lingüístico y si no alteran el significado del texto original.

Finalmente, se aprueban los contenidos para el proyecto en cuestión y para futuros proyectos. A través de este proceso de aprobación, las empresas cumplen con la obligación de demostrar que el texto ha sido revisado por una tercera persona cualificada.

Siempre que sea posible, se introducen los cambios en la memoria de traducción del cliente para que en futuros proyectos no se tengan que volver a realizar estas modificaciones. Una vez finalizado el proyecto, nuestro cliente recibe la versión final de los documentos.

¿Está interesado en realizar una revisión local de sus proyectos? Solo tiene que ponerse en contacto con nosotros llamando por teléfono al +49 (0)221 92 59 86 0 o enviando un correo electrónico a tsd@tsd-int.com.

Flujo de trabajo estándar

  • El gestor de proyectos recibe los documentos para los que hay que realizar una revisión local y los envía a un revisor local previamente asignado para este proyecto junto con las instrucciones de trabajo.

  • El revisor local revisa el proyecto y añade las notas que considere oportunas. Finalmente, envía el contenido al gestor de proyectos.

  • El gestor de proyectos vuelve a enviar los documentos a un lingüista, que realiza una revisión lingüística de las notas del revisor local e inserta los cambios tanto en el documento, como en la memoria de traducción.

  • Una vez finalizado el proyecto, el gestor de proyectos envía la versión final de los documentos al cliente.

Lo que necesitamos saber

  • ¿La revisión local se realizará en una de sus oficinas o desea que tsd asigne un revisor local para ello?

  • ¿Dispone de instrucciones de trabajo, especificaciones de terminología o guías de estilo por las que se deba orientar el revisor local?

  • ¿Cómo desea que procedamos con los cambios terminológicos?

  • ¿Cómo se pueden recoger los cambios realizados del texto meta en la memoria de traducción? ¿Son los cambios apropiados para esta versión actualizada del documento?

Descubra más sobre nuestros servicios