Revisión

La idea de la revisión se basa en el refrán «cuatro ojos ven más que dos». Según este principio, la revisión no es solo un factor decisivo para garantizar la máxima calidad, sino que al realizar una revisión también se evalúa la traducción realizada. Esta evaluación se documenta y se puntúa, lo que nos permite medir la calidad del trabajo desempeñado por el traductor.

Ambos aspectos, la garantía y la evaluación de la calidad, son muy valiosos para proporcionar un buen servicio de traducción a largo plazo. Por esta razón aconsejamos a nuestros clientes que soliciten una traducción según el principio de «cuatro ojos ven más que dos», un proceso que ya incluimos en nuestro flujo de trabajo estándar. Con este paquete de servicios, cuando ofrecemos un servicio de traducción, realizamos también una revisión lingüística. El revisor corrige la traducción, realiza las correcciones necesarias y, finalmente, evalúa el trabajo del traductor.

En nuestro servicio de revisión clásico, el sistema de puntuación que empleamos es el mismo que el que se utiliza en el sistema escolar alemán. Muchas veces también utilizamos otros sistemas de evaluación, como SAE, DQF y MQM, etc. (se explica al detalle más adelante).

Revisíon

La evaluación nos permite identificar a corto y a largo plazo las traducciones que no cumplen los estándares de calidad para poder tomar las medidas correspondientes. Además, la evaluación de los resultados permite, entre otras cosas, conocer los puntos fuertes de nuestros trabajadores para encargarles trabajos en función de esto y lograr una buena asignación de recursos. Mediante el principio de «cuatro ojos ven más que dos», tenemos siempre una visión crítica de nuestro trabajo, lo que nos permite realizar optimizaciones tempranas y aportar al cliente sugerencias de forma proactiva.

También ofrecemos nuestros servicios de revisión de manera independiente al servicio de traducción. Si, por ejemplo, en su empresa traducen documentos de manera interna o de algún otro modo y desea someter estas traducciones a una revisión o corrección, también nos puede encargar este servicio.

Por norma general, nuestra revisión consiste en realizar una comprobación lingüística de la traducción. Además o en lugar de una revisión puramente lingüística, también podemos ofrecer una amplia gama de revisiones especializadas. Algunos ejemplos son las revisiones conforme a la norma SAE J2450, al marco DQF y MQM, o bien una revisión local.

¿Le gustaría saber más sobre nuestro servicio de revisión o recibir un presupuesto? Solo tiene que ponerse en contacto con nosotros llamando por teléfono al +49 (0)221 92 59 86 0 o enviando un correo electrónico a tsd@tsd-int.com.

Flujo de trabajo estándar

Flujo de trabajo
  • Situación A: Revisión tras la traducción de tsd: El gestor de proyectos asigna el proyecto a un revisor para que corrija y evalúe la traducción.

  • Situación B: Revisión sin traducción de tsd: El gestor de proyectos presenta una oferta en la que incluye el tiempo previsto necesario.

  • Tras la confirmación del presupuesto, el gestor de proyectos asigna un revisor para el proyecto, y este corrige y evalúa la traducción.

  • Situaciones A y B: Tras realizar la revisión, el revisor envía el proyecto al gestor de proyectos y redacta la evaluación de la traducción.
  • El gestor de proyectos realiza una revisión final y envía el proyecto al cliente.

  • Feedback del cliente.

Lo que necesitamos saber

  • ¿En qué formato se encuentran los documentos?
  • ¿Cuánto tiempo se necesitará para la revisión?
  • ¿Hay especificaciones del cliente que requieran especial atención?
  • ¿Cómo deben transferirse los datos (por correo electrónico, servidor FTP, etc.)?
  • ¿Desea que se realicen ajustes de formato una vez finalizada la revisión?

Descubra más sobre nuestros servicios